Todo lo que tiene que saber un autónomo antes de jubilarse LA VANGUARDIA

  • Los trabajadores por cuenta propia cobran casi 500 euros menos de pensión pública que un asalariado del Régimen General
Todo lo que tiene que saber un autónomo antes de jubilarse
Según datos del INE, más del 80% de los autónomos no supera la base mínima de cotización (iStock)

Ser trabajador autónomo es una profesión de riesgo y una carrera de fondo. Tienen que lidiar con las cuotas trimestrales del IRPF y del IVA, las facturas, los impagos, la relación con los clientes… Pero uno de los mayores riesgos es no hacer los números para la jubilación desde el primer día. Tener un plan B a la pensión pública y ahorrar durante los años previos a través de un Plan de Pensiones u otros vehículos, garantizará un futuro sin sobresaltos.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al primer trimestre de 2018, en España hay 18.874.200 de personas ocupadas. Del total, 1.982.283 son autónomos dados de alta en la Seguridad Social (un 10%) y, de ellos, 811.344 tienen entre 36 y 49 años (un 4,2%). Unas cifras inferiores a las de hace 10 años, cuando pasaban de los dos millones.

Del total de personas ocupadas en España, los autónomos ocupan un 10%

Los datos del INE indican que el 85,6 % de los autónomos no supera la base mínima de cotización, aunque, a partir de los 55 años de edad, el 28,9 % cotiza por una base superior a la mínima. Unas cifras que pueden relacionarse con la proximidad a la edad de jubilación.

Pero este último esfuerzo puede no ser suficiente, ya que si consultamos los datos del Ministerio de Empleo de mayo de 2017, los autónomos reciben una pensión media de 709,42 euros. Lo que se traduce en casi 500 euros menos que la de un asalariado del Régimen General, que recibe 1.207,50 euros. Esto es así porque la reforma del Sistema de Pensiones, aprobada en 2011 y completada en 2013, introdujo muchas novedades.

(iStock)

Hay muchos factores que influyen a la hora de calcular la pensión pública de los autónomos, como los años trabajados, el paro y las interrupciones en la cotización. También las aportaciones que se han realizado y la cantidad cotizada. En la página web de la Fundación Mapfre, hay una calculadora de pensiones que nos puede ayudar a tomar decisiones hoy para garantizarnos una buena renta en el futuro.

En España tienen derecho a una pensión pública las personas que hayan cotizado al menos 15 años. Y, como mínimo, deben incluirse dos entre los 15 años inmediatamente anteriores a la fecha de jubilación. Uno de los cambios de la normativa es que, a día de hoy, se tienen en cuenta las bases de cotización de los últimos 21 años para obtener la pensión. Pero ese número de años irá en aumento, y si por ejemplo, nos jubilamos en 2022, los computables serán 25.

Hay muchos factores que influyen a la hora de calcular la pensión pública de los autónomos, como los años trabajados, el paro y las interrupciones en la cotización

En la Guía para tu jubilación de la Fundación Mapfre, aparece una tabla con los años de jubilación, los períodos cotizados y la edad exigida. Hay tener en cuenta que en el cómputo de los años trabajados, la Seguridad Social contabiliza los que se han dejado de cotizar para cuidar a los hijos menores de 6 años.

La nueva norma también creó la figura del “pensionista activo”, que puede mantener su actividad como autónomo y cobrar el 50% de la pensión. Sin embargo, desde 2017, los autónomos en edad de jubilación que tengan personal contratado pueden seguir con su actividad y recibir el 100% de la pensión.

(iStock)

Por el contrario, ahora los autónomos pueden solicitar la jubilación anticipada cuando tengan dos años menos que la edad legal de jubilación y hayan cotizado un tiempo determinado. Por ejemplo, si se decide acogerse a la jubilación anticipada en 2027, la edad mínima serán 65 años con, al menos 38 años y 6 meses cotizados.

Hasta la reforma, se recomendaba a los autónomos aumentar la cotización a la Seguridad Social a partir de los 48 años, para incrementar así la pensión futura. Pero con la nueva normativa, para conseguir la cantidad máxima, deberían subir sus cuotas hasta 500 o 600 euros a partir de los 42 años. Además de tener que cotizar de forma ininterrumpida desde los 30 años.

La nueva norma también creó la figura del “pensionista activo”, que puede mantener su actividad como autónomo y cobrar el 50% de la pensión

Además, las pensiones públicas del futuro no garantizan poder mantener el nivel de vida actual tras la jubilación. La Tasa de Sustitución en España, es decir el porcentaje de la pensión de jubilación respecto al importe del último salario recibido, está en un 82 % frente al 53 % de media que tienen los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Pero es muy difícil que este porcentaje pueda mantenerse en el futuro. En 2016 por cada 3,9 trabajadores activos había un jubilado, mientras que en 2041, la relación será de dos a uno. Además hay que tener en cuenta el incremento de la esperanza de vida, que provocará que cobremos pensiones durante más tiempo.

Para conseguir la pensión máxima, los autónomos deberían subir sus cuotas hasta 500 o 600 euros a partir de los 42 años y cotizar de forma ininterrumpida desde los 30 años

Ante esta perspectiva, es muy recomendable complementar la pensión pública con otras opciones de ahorro privadas. Como los Planes de Pensiones o los Planes de Previsión Asegurados (PPA), entre otros. Además, empezar a ahorrar pronto supondrá menos esfuerzo y más rentabilidad. Todo ello para disfrutar de una jubilación plácida y, por supuesto, sin riesgos.